Pruebas de esfuerzo en Clínica Juaneda Palma de Mallorca 971 73 16 47971 73 16 47

Volver 24/07/2022

REHABILITACIÓN CARDIACA: ejercicio después de un infarto

Como todos saben, el ejercicio físico brinda beneficios sobre el sistema cardiovascular.

Para recomendar a los pacientes con enfermedad coronaria o después de un infarto sobre el ejercicio, debe estudiarse el balance entre los beneficios y los riesgos.

En general, se recomienda ejercicio de tiempo libre y debe recomendarse de forma individual.

De esta forma son varias las variables individuales a analizar:

1) La extensión del infarto y de la enfermedad de las arterias coronarias en la coronariografia.

2) Es fundamental la prueba de esfuerzo, la cual puede hacerse de forma temprana, para conocer si hay presencia de falta de riego sanguíneo en el corazón, si aparecen arritmias peligrosas o si aparecen síntomas sospechosos, así como conocer el nivel actual de condición física de la persona.

 3) También es importante saber como ha quedado la función del corazón, mediante una ecocardiografía o resonancia magnética.

4) Otros factores importantes son el perfil actual de riesgo cardiovascular del paciente (historia familiar, colesterol alto, hipertensión, diabetes, tabaquismo, sedentarismo) y también el tipo y nivel de ejercicio o deporte desea realizar.

Con estos datos podemos clasificar a los pacientes en bajo, medio o alto riesgo de sufrir un evento cardiaco futuro.

Indudablemente, en general, el ejercicio físico debe de formar parte de la rutina habitual, pero siempre es conveniente realizar una evaluación individual a fin de minimizar los riesgos y optimizar los beneficios del ejercicio, con una intensidad adecuada y personalizada.

Recomendaciones

Los pacientes clasificados como de bajo riesgo de eventos cardíacos posteriores a un infarto de miocardio pueden participar en la mayoría de los deportes competitivos. Se aplican restricciones de forma individual para ciertos deportes con la mayor demanda cardiovascular (disciplinas de potencia y resistencia extremas) y para pacientes mayores con enfermedad de las arterias coronarias, ya que el riesgo de muerte súbita cardíaca durante eventos de resistencia puede ser considerablemente mayor en hombres mayores de 60 años años.

En pacientes estratificados como de alto riesgo, después de un infarto de miocardio se debe restringir el deporte de competición y recibir el tratamiento adecuado. En pacientes con isquemia significativa durante el ejercicio, es necesario optimizar la terapia antiisquémica y realizar una revascularización, si la isquemia prevalece. Si, a pesar de un tratamiento adecuado, la isquemia no puede resolverse por completo, se debe restringir al paciente la práctica de deportes competitivos y recomendarle actividades de tiempo libre.

De acuerdo con las pautas de rehabilitación cardíaca de la Sociedad Europea de Cardiología, la participación en un programa de ejercicios  se recomienda para todos los pacientes que se someten a revascularización (stent, bypass) después de un infarto agudo de miocardio. El ejercicio debe prescribirse en un modo gradual, comenzando con ejercicio de baja intensidad de corta duración, aumentando progresivamente y escalonadamente hasta que el paciente sea capaz de realizar ejercicio sin limitación. 

Conclusión

La recomendación para los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio que se someten a una intervención coronaria y que tienen una probabilidad baja de nuevos eventos cardíacos es que tengan un mínimo de tres meses de rehabilitación antes de reanudar la participación en deportes competitivos. 

El asesoramiento sobre la elegibilidad para participar en el deporte debe combinarse con recomendaciones para realizar procedimientos adecuados de calentamiento y enfriamiento y garantizar una hidratación adecuada. Los pacientes también deben ser conscientes de la necesidad de estar atentos a cualquier síntoma que se produzca durante la reanudación del ejercicio. Luego se recomienda una evaluación cardíaca continua a largo plazo, al menos una vez al año. El perfil de factores de riesgo debe manejarse con medicamentos y con modificaciones en el estilo de vida.

Miembro de:
Asociación Balear de Medicina del Deporte

Asociación Balear de
Medicina del Deporte

Sociedad Española de Medicina del Deporte

Sociedad Española de
Medicina del Deporte

Colegio Americano de Medicina del Deporte

Colegio Americano de
Medicina del Deporte

Sociedad Respiratoria Europea

Sociedad Respiratoria Europea

Recomendado por:
Federació Balear de Muntanyisme i escalada

Federació Balear de
Muntanyisme i escalada

Salud y Deporte

Prueba de esfuerzo
acreditada

Fundación Respiralia

Fundación Respiralia
Fibrosis Quística